viernes, 19 de julio de 2013

Desayuno De Campeones

Me imagino que has escuchado la frase que dice que el desayuno es la comida más importante del día, y bueno es totalmente cierto.  Si te saltas el desayuno simplemente estarás desperdiciando el músculo que construiste con tanto esfuerzo en el gimnasio y aumentarás tu grasa en el área abdominal.
Lo que ingieras a primera hora de la mañana va activar los neurotransmisores en el cerebro que harán que tu día sea de provecho y lleno de energía para realizar las actividades cotidianas.
Muchas personas por falta de tiempo lo que desayunan es un vaso de leche y una galleta de sal y listo, salen directos hacia el trabajo.  Personalmente no soy un fanático de este tipo de desayuno a primera hora de la mañana.  Muchas personas son alérgicas a los productos lácteos sin siquiera saberlo, y estas alergias se pueden presentar con síntomas de fatiga, llenura, molestias estomacales y falta de energía.  Lo peor que puedes hacer al empezar tu día es consumir nutrientes que no van de mano con tu sistema digestivo.
Después de una larga noche de sueño, el cuerpo necesita nutrientes que puedan ser absorbidos rápidamente para poder empezar un estado anabólico óptimo por las próximas 24 horas.  Recuerda que un estado anabólico ayuda a la pérdida de grasa, al crecimiento muscular y a mejorar el rendimiento.  Los músculos necesitan materia prima de una forma de fácil absorción para que puedan activar el enfoque mental más rápidamente.  La solución para esto es ingerir aminoácidos a primera hora de la mañana.  La combinación ideal de aminoácidos va a proveer el combustible necesario que necesita el cerebro, lo que va a transferirse en un estado estable de energía mental y concentración, ya que los aminoácidos son una fuente para la creación de los neurotransmisores.
Cuando tienes el tiempo y la oportunidad de comer, empieza el día con un desayuno que contenga grandes cantidades de proteína orgánica (pollo, pescado, carne roja, etc.) y fuentes de grasa saludables (aceite de oliva, aceite de pescado, nueces, almendras, etc.)  Si has comido el típico desayuno con huevos cada mañana por un tiempo indefinido, es tiempo de cambiar por algunos meses para deshacerse de cualquier tipo de alergia que se haya creado.  Por ejemplo, puedes consumir salchichas de pollo o pavo libre de grasa.  Lo ideal es que el desayuno sea la comida más grande del día (más que el almuerzo y la cena) así el cuerpo tiene una mayor amplitud de nutrientes para absorber.  La única excepción a esta regla es si entrenas a primera hora de la mañana con lo cual necesitas algo de carbohidratos para tener la energía necesaria, de ahí, limita el consumo de carbohidratos en el desayuno si lo que quieres es maximizar la pérdida de grasa corporal.  Algunas fuentes de buenos carbohidratos son la avena, las bayas, pomelos, etc.
Personalmente varío mi desayuno cada día, por ejemplo: un día de carne roja con un puñado de almendras, otro día de pechuga de pollo con un puñado de nueces, otro día pescado con pepitas de marañón y así sucesivamente.  También tomo mi café negro y te verde sin azúcar y sin leche, para mantener mis niveles de insulina totalmente bajos a primera hora de la mañana.  Si eres alérgico a las semillas y otros tipos de frutos secos, puedes optar por consumir tus proteínas con fuentes de frutas de bajo índice glucémico, por ejemplo: manzanas, papaya, moras, fresas, frutilla, arándanos, aguacate, etc., o combinar tus proteínas con vegetales verdes.
Prueba y experimenta un verdadero desayuno de campeones.  Te beneficiarás con una mejor claridad mental, mayor energía, mejor control del apetito y menos antojos durante el día.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...